“En general, no puedo estar satisfecho con mi juego, ni con mi resultado; ciertamente fui afortunado más veces que en las que no.”
Anish sobre Stavanger 2014 con partidas analizadas


Traducido por: Ariel Fabian

©Sitio web oficial
Entre Grandes Nombres
La noticia acerca de mi participación en el torneo “NorwayChess 2014” fue con bastante antelación, por lo que ya hacía tiempo que estaba esperando tomar parte en este evento de tan alto nivel. El torneo es sin duda el más fuerte del año, y yo figuraba como el 9no preclasificado. La lista de participantes incluyó prácticamente a todos los grandes nombres: Carlsen, Aronian, Kramnik, Topalov, Caruana, Karjakin, Grischuk, Svidler y la leyenda local Simen Agdestein (no confundir con el manager de Carlsen, Espen Agdestein). El lugar es la ciudad más rica, pero tranquila, de Stavanger, conocida como la capital petrolera de Europa, situada en el sudoeste de Noruega.

Tradicionalmente no aburro a mis lectores del sitio web con información turística inútil, así que lo dejaremos esta vez nuevamente y nos centraremos directamente en el ajedrez.

©Sitio web oficial
Sr. 'Imbatible'
Antes de la primera ronda jugamos un torneo emocionante de ajedrez relámpago para determinar el cuadro del torneo.Me las arreglé para ganar unas cuantas partidas decentes y hacia el final estaba persiguiendo al lider. Al final cuando parecía que me había asegurado el pareo deseado de 5 partidas de blancas y 4 de negras, me las arreglé para perder mis 3 últimas partidas por lo que finalicé 6to, justo detrás del grupo afortunado de 5 jugadores que podrían disfrutar de un juego extra con blancas en el torneo ‘real’. Me tocó jugar con negras ante Magnus Carlsen en la primera ronda y ya desde el comienzo tenía que estar a la altura de las expectativas como el único jugador que el Gran Carlsen no pudo vencer. Tuve algo de miedo en algún punto de la partida, pero afortunadamente me las arreglé para obtener el empate, y de esa forma mantuve mi imagen de ‘Sr. Imbatible’.

Análisis de la partida: M. Carlsen - A. Giri (en inglés)




El empate ante el Campeón del Mundo con piezas negras puede resultar un gran resultado, pero de hecho yo todavía estaba muy oxidado y en la siguiente partida jugué muy lentamente y omití un hermoso truco.

Fragmento de partida: S. Agdestein - A. Giri (en inglés)




©Sitio web oficial
Suerte y mala suerte!
En la tercera ronda perdí tontamente ante Kramnik. Quedé muy mal en la apertura y a pesar de que el ex-campeón del mundo me dio varias chances, fallé en explotarlas.

Tras un empate un tanto desordenado con Caruana, tuve mucha suerte al vencer a Topalov, pero el crédito de ello se debe a mi oponente que comenzó la primera mitad del torneo en muy mala forma.

En la 6ta ronda llegué bien preparado ante Aronian y gracia a una ingeniosa táctica casi se encuentra en problemas, pero finalmente mi peón extra solo me dio una pequeña ventaja y nunca tuve esperanzas reales de ganar la partida.

©Sitio web oficial
Mi partida con blancas ante Karjakin fue mi última posibilidad de luchar por algo real por lo que estaba con un buen estado de ánimo para ir por ello. Afortunadamente para mi, la idea de apertura que tenía en mente funcionó completamente y conseguí una ventaja confortable. Estuve moviendo para atrás y para adelante casi toda la partida, pero de un modo u otro, la posición se iba poniendo cada vez mejor para mi. Hacia el final Sergei intentó crear lo que parecía una fortaleza inquebrantable. Encontré el plan correcto bastante rápido, pero en lugar de acumular tiempo, lo usé para pensar acerca de las consecuencias de la riesgosa ruptura. Finalmente me decidí en ir por ello, pero con el tiempo latiendo constantemente y el nivel de fuerza mental bajando hacia su mínimo, metí la pata completamente.

Fragmento de partida: A. Giri - S. Karjakin (en inglés)




Luego de esta partida hubo un día de descanso, pero con un -1, llegando a las 2 últimas rondas ya no podía luchar por los primeros premios.

©NewInChess
Preparándome para la próxima
Tuve suerte de sobrevivir una dudosa posición Benoni ante Grischuk, pero otra vez el genial jugador ruso tuvo que pagar el precio por su ambicioso manejo del tiempo.

En la última ronda me encontré jugando un poco lento ante Peter Svidler y cuando tuve la posibilidad de repetir movidas, decidí que ya había jugado suficiente ajedrez en las últimas dos semanas.

En general no puedo estar satisfecho con mi juego, ni con mi resultado; ciertamente fui afortunado más veces que en las que no. Por supuesto, el punto de inflexión fue mi colapso ante Karjakin, que fue importante para mí, pero aun más para Karjakin, que sorprendentemente ganó el resto de las partidas- Felicitaciones para él!.

Afortunadamente es tiempo de tomar un respiro y prepararme para el próximo torneo importante. En Julio voy a Biel y promete ser otro evento excitante!

**************************************************************************

Sitio web oficial

Videos